Geo-arqueología

El estudio geo-arqueológico se aborda a diferentes escalas y con diferentes metodologías, contemplando inicialmente el contexto geológico y geomorfológico del territorio y llevando a cabo posteriormente el estudio sedimentológico del yacimiento.

A.-Contexto geomorfológico

-.Definición de los elementos de la geodiversidad del territorio.

-.Análisis de los condicionantes geomorfológicos y recursos geológicos que están vinculados estrechamente con los hábitat y materias primas utilizadas en la organización y desarrollo territorial.

-.Procesos geomorfológicos como elementos clave para la conservación y perduración de los yacimientos.

Este estudio se basa fundamentalmente en trabajo de gabinete a través de un análisis de cartografía geológica, fotografías aéreas e imágenes satélites, integrando toda la información con el apoyo de herramientas TIG.

B.-Estudio sedimentológico

El estudio sedimentológico del yacimiento requiere un exhaustivo trabajo de campo y laboratorio donde se identifiquen las principales características de los niveles sedimentarios en los que se integran los restos arqueológicos. Éstos se proporcionan a través de perfiles que de forma directa ofrece el yacimiento o bien pueden ser proporcionados a través de catas practicadas en aquellos puntos que se consideren.

La realización de este trabajo tomará en cuenta el estudio realizado en depósitos sedimentarios recientes en un entorno cercano con un enfoque basado en la compresión de los procesos sedimentológicos (De Tena, 2007), aunque planteando estrategias diferentes en los sedimentos antrópicos en cuanto a la interpretación de algunos procesos de analítica mecánica.