Teledetección y prospección aérea

A menudo la presencia de estructuras enterradas en el subsuelo puede manifestarse en superficie gracias a contrastes de color y textura debidos a las variaciones en el crecimiento de la vegetación. Este último se ve condicionado por la cantidad de agua y nutrientes del suelo, con lo que la existencia de cimentaciones de edificios puede mermar su desarrollo o acelerar su maduración. A la inversa, la presencia de fosas, zanjas o silos puede favorecer el vigor de las plantas. Estos contrastes son especialmente claros si los restos están a poca profundidad, y se manifiestan con más fuerza en las etapas de transición (desecación a finales de la primavera, o primeras lluvias en el otoño).

Dado que el caso de estudio considerado muestra un alto potencial para la producción de estas marcas, se plantea la realización de una serie de campañas de vuelo de baja altitud para la toma de imágenes aéreas. La captura de imágenes se realizará desde un paramotor, buscando una cobertura homogénea y con un amplio solapamiento. Se cuenta con cámaras réflex tanto en el espectro visible como con sensores de infrarrojo cercano, así como una cámara térmica de la casa Flir modelo E60bx. Asimismo, esta toma de imágenes sirve de base para la elaboración de un levantamiento fotogramétrico del sitio. Este trabajo nos proporcionará la adecuada georreferenciación de todos los indicios captados para el análisis de sus propiedades métricas. Los dos productos derivados principales serán el modelo digital de superficie y una o varias ortoimágenes, ambos con una alta resolución.