La tomografía eléctrica

El objetivo de este método es obtener una sección 2D o 3D de resistividades reales del subsuelo a partir de los valores de resistividad aparente calculada para distintas configuraciones electródicas. Para ello, se introduce en el terreno, a través de unos electrodos, una corriente eléctrica continua de intensidad conocida, midiéndose la diferencia de potencial entre otros dos electrodos. En este sentido, el método es similar a la calicata eléctrica tradicional, pero se trabaja con un gran número de electrodos en el terreno (dispuestos equidistantes), encargándose el dispositivo de medida de resistividades de realizar automáticamente toda la secuencia de medidas preestablecida, formando para ello y según las especificaciones predefinidas, todas las posibles combinaciones de 4 electrodos. Así, se obtienen en un mismo estudio tanto variaciones de la resistividad laterales como en profundidad. En cierto modo, equivale a realizar calicatas a diferentes profundidades.