Metodología

Se plantea el desarrollo de una metodología de investigación basada en la aplicación combinada de técnicas de análisis no destructivas: teledetección de objeto cercano, prospección superficial, estudio geo-arqueológico y prospección geofísica, que posibiliten obtener un conocimiento extensivo de grandes zonas arqueológicas. El estudio geo-arqueológico territorial inicial nos proporcionará un marco contextual riguroso que permita el conocimiento del entorno natural del yacimiento, contribuyendo a una mejor compresión del papel que éste juega en la formación y evolución del sitio, de gran interés para desarrollar posteriormente la fase de trabajos de campo in situ.

Uno de los pilares fundamentales de los trabajos de campo consistirá en la aplicación de diversos métodos de prospección geofísica, cuya aplicación en investigaciones arqueológicas es de gran importancia al tratarse de métodos no destructivos. En concreto, se proponen tres métodos complementarios entre sí: prospección geomagnética, tomografía eléctrica 2D y 3D y georradar.

Magnetometría

Teledetección

Geoarqueología